Monday, July 31, 2006 at 11:45 AM

Maravillarse

Chamber of wonders, cabinet de curiosités, Wunderkammer, cámara de las maravillas. El concepto tiene varios siglos pero muchos lo citan en los últimos cuarenta años, relacionado con la historiografía del arte y la cristalización del concepto de museo moderno. Entre las diversas versiones, preferimos su traducción al español, por quedar más lejos del esnobismo. Pero qué digo, ponerle tal nombre a este reservado es un esnobismo de la talla de un mausoleo egipcio.
Pero en lo privado, en lo incomunicado, pronunciamos quedo Wunderkammer: porque es un ramillete de semas de colocación perfecta, con sus fonemas aparentemente ásperos, con su terráquea aliteración... Porque no tiene fisuras.

Aún así, Wunder no es Maravilla. Que en el español podamos disfrutar, a través del latín, de ese redondeado conjunto de sonido y sentido, es la excusa perfecta para volver aquí.

Labels: , , , ,

1 Comments:

Blogger arantxa said...

Maravilla es una palabra que suena a cola de sirena, domo dices, redonda y casi perfecta. Que alegría que hayas vuelto, espero que sea para mucho. Un saludo desde Barcelona!

11:15 AM  

Post a Comment

<< Home